Brochetas de langostinos con ajo y zumo de lima

Hoy desde Nutrición Vitoria una receta fácil y rápida, para disfrutar de unos langostinos al ajillo en brocheta, con el toque original y fresco de la lima. Ideal para una cena o comida rápida. Espero que os guste.

brocheta de langostinos

 

Ingredientes 

  • 1 kg de langostinos
  • brochetas de madera
  • 1 lima en zumo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pizca de Sal
  • 4 cucharadas de Aceite de oliva

Preparación

  • Puedes utilizar langostinos frescos o congelados, si son congelados, descongélalos antes de empezar. Retirar la cabeza y el caparazón, dejando la cola. Colocar en cada brocheta 4 ó 5 langostinos.
  • Calentar el aceite en una sartén grande. Añadir el ajo picado, y antes de que tome color, colocar las brochetas en la sartén, agregar una pizca de sal por encima y freír entre 2 ó 3 minutos por cada lado, hasta que estén doradas.
  • Añadir el zumo de lima y dejar que se consuma.
  • Servir las Brochetas de Langostinos bien calientes.
Anuncios

Cogollos de lechuga al ajillo con anchoas y queso fresco

Hoy os dejo otra receta que puede servir para estas Navidades. Estos cogollos al ajillo se preparan en pocos minutos y son un plato muy completo para una comida o  una cena rápida. Puedes acompañar con queso y anchoas, como en la receta, o con boquerones en vinagre, u otros salazones y ahumados a tu gusto.

cogollos-al-ajillo

 

INGREDIENTES para 4 personas

  • Entre 4 y 6 cogollos de lechuga según tamaño
  • 100 gr de  anchoas de lata en aceite
  • 100 gr de queso fresco
  • 3 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra y vinagre de Jerez. Las anchoas salan mucho pero añade un poco de sal fina si quieres

 

ELABORACIÓN

  1. Lavamos muy bien los cogollos de lechuga y los dejamos escurrir o incluso los secamos con papel de cocina si es necesario.
  2. Cortamos con un cuchillo en sentido longitudinal en 3 partes cada cogollo y los colocamos en una bandeja de servicio.
  3. Aderezamos los cogollos con un chorrito de vinagre y espolvoreamos con sal (teniendo en cuenta la sal de las anchoas).
  4. En una sartén ponemos el aceite con el ajo picado muy menudito. No es necesario que el ajo llegue a freír mucho porque al estar picado tan finito se nos hará poco a poco mientras se caliente el aceite. Cuando vemos que empieza a freír y humear ya podemos retirarlo. Lo dejamos templar fuera del fuego.
  5. Mientras tanto colocamos sobre los cogollos unas lonchas de queso y las anchoas.
  6. Regamos con el ajillo de aceite y servimos al momento.