Albóndigas de merluza con salsa de vino blanco

Para hoy desde Nutrición Vitoria, una receta para poder comer pescado de una manera diferente, espero que os guste.

albondigas merluza

Ingredientes
  • 1 cebolleta pequeña
  • 1 diente de ajo
  • 600 g. de merluza (fresca o congelada)
  • 180 g. de calabacín
  • Sal
  • Pimienta
  • 1 cebolla grande
  • 2 dientes de ajo
  • 1 puerro
  • 80 ml. de vino blanco
  • 450 ml. de agua o caldo de pescado
  • Sal
  • Pimienta
  • Perejil
Elaboración
  1. Para hacer las albóndigas: pica la cebolleta y el ajo muy finos y póchalos en una sartén con un poco de aceite de oliva.
  2. Pela el calabacín eliminando la parte verde, pártelo en trozos pequeños y añádelo a la sartén.
  3. Trocea la merluza e incorpórala también a la sartén. Salpimenta, y cocina todo junto hasta que el calabacín esté blando y la merluza hecha.
  4. Una vez esté listo, tritúralo con un robot de cocina hasta conseguir una masa blanda. Al pasarla luego por la sartén cogerá más consistencia. Esperamos a que enfríe y formamos las albóndigas.
  5. Calentamos una sartén con unas gotas de aceite de oliva y pasamos las albóndigas por ella un par de minutos. Solo para marcarlas un poquito por fuera y queden algo doraditas.
  6. Para la salsa: trocea la cebolla, los ajos y el puerro. Póchalos en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén blandos.
  7. Agrega el vino blanco, déjalo reducir hasta que se evapore y añade el agua. Salpimenta, y deja que se cocine a fuego medio durante 10 minutos. Tritura la salsa, añade las albóndigas y déjalo cocer todo junto 5 minutos más. Espolvorea un poco de perejil picado y listo.
Nota
La salsa no lleva harina ni nada que le ayude a espesar, por eso, deja que se evapore gran parte del agua de la salsa para que al triturarla te quede espesita.
Anuncios

Ensalada de tomates, chaca y gulas al ajillo

Hoy desde Nutrición Vitoria os dejamos una receta ideal como plato único para una cena.

Se pueden hacer variaciones como sustituir la chaca por gambas, a gusto de cada uno.

¡ vamos con la receta !

ensalada-tomate-gulas

INGREDIENTES

Para cuatro personas
750 gr. de Tomates (2 tomates rojos, 2 Kumatos y cherry, a gusto de cada uno)
200 gr. de Gulas
6 palitos de chaca
4 Dientes de Ajo
Aceite de Oliva Virgen Extra
Sal y pimienta

PREPARACIÓN

Pelar y picar los ajos.
(1).- Poner en una sartén un buen chorreón de aceite y los ajos picados, saltearlos hasta que empiecen a dorarse ligeramente.
(2).- Añadir las gulas, un poco de sal y pimienta, remover y calentar unos minutos. Retirar del fuego y reservar.
(3).- Lavar los tomates,  y cortarlos en cuadraditos.  Ponerlos en un bol amplio, salpimentarlos y remover.
(4).- Cortar los palitos de surimi.Mezclar el surimi con los tomates, poner encima las gulas templadas y verter el aceite repartiéndolo por toda la ensalada.Adornar con unos cuantos tomates cherry.

SORTEO SEGUNDO ANIVERSARIO DE NUTRICIÓN VITORIA

En Nutrición Vitoria estamos de celebración, el día 15 de Enero hará dos años que abrimos nuestras puertas , por este motivo queremos celebrar nuestro aniversario con todos nuestros pacientes.

Para ello cada vez que vengas a pasar consulta entre el 14 de enero y el 10 de febrero te daremos una papeleta para que rellenes y eches en nuestra urna para participar en el sorteo de un pack de la vida es bella ” Spa y masaje para dos “.

El día 14 de Febrero sabremos nuestro ganador / a.

Gracias por confiar en Nutrición Vitoria y mucha suerte a todos los participantes¡¡

20170110_175557

Salpicón de marisco

El salpicón de marisco es una de las recetas marineras más fáciles de preparar y que más gusta.Utilizando mariscos cocidos lo tenemos listo rápidamente y además es una receta muy versátil, pues lo puedes adaptar a tus mariscos preferidos.

Sin duda, el salpicón de marisco es una de esas recetas con las que siempre quedas bien y esta época del año puedes presentarla a tus invitados y familiares.

salpicon-de-marisco

INGREDIENTES

  • 350 gr de langostinos cocidos
  • 3 ó 4 patas de pulpo cocido (dependiendo del tamaño)
  • 180 gr de mejillones ( pésalos sin la concha )
  • 7 palitos de chaca
  • 1/2 cebolleta
  • 1/2 pimiento (rojo, verde, o un poco de cada)
  • 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 4 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • sal

 

PREPARACIÓN

  1. Pelamos los langostinos y troceamos el pulpo y la boca de mar. Lavamos y limpiamos los mejillones. Limpiamos y picamos la cebolleta y el pimiento. Ponemos todos estos ingredientes en un bol.
  2. Preparamos ahora la vinagreta: ponemos el aceite, el vinagre y la sal en el vaso de la batidora y batimos con las varillas hasta que la salsa quede liguada.
  3. Regamos los mariscos con la vinagreta, tapamos con film transparente y dejamos reposar unas horas para que coja sabor. Mejor si hacéis el salpicón de marisco de un día para otro.

 

CONSEJOS 

  • La proporción de aceite y vinagre para la vinagreta varía entre doble o triple de aceite por cada parte de vinagre, depende de como te guste.
  • Podemos añadir algún pescado blanco al salpicón de marisco, por ejemplo un rape cocido, para realzar su sabor. En este caso asegúrate de que está limpio y sin espinas

Espárragos blancos gratinados

¡ Se van acercando las navidades ! Hoy os dejo una receta que se puede utilizar todos los días del año pero si la hacéis estas Navidades seguro que gusta a todo el mundo.

Además no tiene nada de complicación y está buenísima¡¡

esparragos-blancos-gratinados-con-queso

 

Ingredientes ( para 4 personas )

  • 12 espárragos blancos gruesos
  • 6 lonchas de jamón cocido
  • Queso rallado light
  • Orégano
  • Aceite de oliva

 

Elaboración

Escurrimos bien los espárragos si son de lata, si es necesario los secamos con papel de cocina pero tienen que quedar sin nada de líquido. Si los espárragos son frescos los hacemos al vapor 7-8 min para que queden al dente. En cualquier caso es muy importante que los espárragos estén bien secos antes de seguir con la receta.

Cortamos las lonchas de jamón en cuadrados. Envolvemos cada espárrago con un trozo de jamón sellando bien y los vamos colocando juntos en una bandeja con la abertura del jamón hacia abajo para que no se abra.

  1. Cubrimos con queso rallado en polvo o en hilos, a tu gusto, y gratinamos al horno unos minutos sin que llegue a dorarse mucho. El queso debe estar derretido pero no debe endurecerse.
  2. Al momento de servir rociamos con un hilo de aceite de oliva y espolvoreamos con orégano. Podemos servir caliente, recién hecho, o templados.

 

Consejos y comentarios

  • Esta receta de espárragos blancos gratinados es muy sencilla y rápida. Si lo prefieres puedes usar espárragos verdes y se sigue el mismo procedimiento de elaboración.
  • En vez de queso light se puede usar también la bechamel de calabacín ( os dejo el enlace pinchando sobre bechamel de calabacín)

Menestra de Verduras

Hoy desde Nutrición Vitoria una receta tradicional pero que gusta a todos y es fácil de hacer.

menestra

 

INGREDIENTES para 4 personas

  • 8 alcachofas tiernas
  • 200 gr. de guisantes
  • 2 zanahoria
  • 200 gr. de judías verdes
  • 200 gr. de espárragos
  • 200 gr. de champiñones
  • 200 gr. de coliflor
  • 1 cebolla
  • 100 gr. de taquitos de jamón
  • 2 ó 3 dientes de ajo
  • Laurel
  • Perejil
  • 1 punta de pimentón
  • 1 vasito de vino blanco

 

ELABORACIÓN

  1. Limpiamos y troceamos las verduras en trozos regulares.
  2. Pelamos y picamos la cebolla. La rehogamos en el aceite con los ajos laminados y el laurel. Agregamos una punta de pimentón.  Sin que llegue a freír, añadimos las verduras.
  3. Incorporamos el vino  y los taquitos de jamón y, cuando se consuma el alcohol, cubrimos de agua.
  4. Salpimentamos y dejamos que se haga el guiso controlando el nivel de agua para que no se quede seco.

CONSEJOS Y COMENTARIOS

  • También se puede dar una cocción previa a las verduras en un poquito de agua con sal o al vapor. Puedes hacerlo así y añadir las verduras cocidas al sofrito. Para hacer el guiso usa el agua de la cocción.

 

Crema de calabaza light

La crema de calabaza es un plato muy nutritivo que resulta ideal para tomar en épocas de frio, y sobre todo es un plato que aporta pocas calorías.

Esta es una receta básica bastante sencilla, que se prepara en poco tiempo y con pocos ingredientes, que puedes tomar como comida o cena ligera, o como acompañamiento de otro plato. Vamos con la receta detallada.

 

crema-de-calabaza

 

Ingredientes:

– 750 gramos de calabaza limpia
– Una cebolla grande
– 4 zanahorias medianas
– Medio puerro
– Litro y medio de agua o caldo de verduras
– Queso cremoso light sin grasa
– Pimienta negra molida
– Sal
– Aceite de oliva virgen

Preparación

  1. El primer paso preparar esta receta de crema de calabaza light es echar el litro y medio de agua en una olla a calentar de forma suave, o si lo prefieres puedes emplear caldo de verduras para dar más sabor a la crema, ya sea casero o comprado ya hecho. Mientras se va templando el caldo, vamos a lavar y pelar la calabaza, desechando su piel y sus semillas, para después cortarla en trocitos medianos.
  2. Después pelamos la cebolla quitándole la capa exterior y la cortamos en daditos. Hacemos lo mismo con el medio puerro, y finalmente pelamos las zanahorias para cortarlas en daditos o en rodajas no muy gruesas, como cada uno prefiera. Sofreímos en una olla de buen tamaño y con un chorreón de aceite de oliva virgen tanto la cebolla como el puerro, hasta que empiecen a cambiar de color. Agregamos un poco de sal encima para ayudar a que se pochen bien.
  3. Tras este paso echaremos en la olla la calabaza y la zanahoria, cubrimos todo con el agua o caldo caliente y cocinamos a fuego medio sobre 20 o 25 minutos, comprobando que tenemos tiernos todos los ingredientes antes de apartar la olla. Salpimentamos al gusto y batimos bien con una batidora para formar la crema. Al acabar agregamos el queso cremoso light, removemos bien para mezclar y dejamos dos o tres minutos a fuego suave, para después servir bien caliente esta crema de calabaza light.

Rollitos de berenjena al queso fresco

Buenos días, para hoy vamos a preparar una receta con berenjena y queso fresco,  fácil y rica, espero que os guste.

¡ feliz viernes!

rollitos-de-berenjena-al-queso-fresco

Ingredientes

  • 2 berenjenas grandes
  • 400 g de tomate triturado
  • 250 g (1 tarrina) queso fresco
  • 250 g mozzarella
  • 50 g queso gruyer rallado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes ajo
  • 1 ramito albahaca
  • 1 ramito hierbas aromáticas
  • 1 hoja laurel
  • aceite de oliva
  • pimienta

 

Preparación

  1. Cortar las berenjenas a lo largo en lonchas de ½ cm de grosor, aproximadamente, y dejarlas en agua con sal durante 30 minutos. Luego, lavarlas y secarlas perfectamente, untarlas con aceite y asarlas a horno fuerte hasta que estén tiernas pero firmes (unos 20 min).
  2. Rehogar la cebolla y los ajos picados en un poco de aceite; cuando empiece a tomar color, añadir el tomate frito y las hierbas aromáticas y cocerlo, a fuego suave, durante 20 minutos.
  3. Picar finamente la albahaca y mezclarla con el queso fresco.
  4. Cortar la mozzarella en rodajas gruesas.
  5. Poner sobre cada loncha de berenjena una cucharada de queso fresco y una rodaja de mozzarella y enrollarlas.
  6. Colocar los rollitos en una fuente de horno, cubrirlos con la salsa de tomate, espolvorearlos con el queso rallado y gratinarlos a horno fuerte.

Consejo culinario

  • Añadir una anchoa en aceite en el rollito.
  • Asar las láminas de berenjenas con antelación y tenerlas listas para preparar la receta.

 

Pisto Manchego

El pisto es una de las recetas de verduras más tradicionales que existen en nuestra gastronomía. Este rico plato consiste básicamente en una serie de verduras como calabacín, berenjena, tomate, pimientos o cebolla, todos sofritos para conformar el plato.

Es una receta de lo más nutritiva, que además se puede combinar con otros ingredientes para hacerlo un plato aún más rico y completo.

Desde Nutrición Vitoria te enseñamos a continuación cómo preparar en casa un tradicional pisto manchego. Este tipo de pisto es un tanto diferente pero mantiene la base de verduras habitual.

receta-pisto-verduras

Ingredientes:

– Un calabacín
– Una cebolla
– Un par de dientes de ajo
– Un pimiento rojo
– Un pimiento verde
– 250 gramos de tomate triturado o sin triturar  ( según gustos)
– Aceite de oliva virgen
– Sal

Preparación:

Comenzaremos a hacer este pisto manchego lavando bajo el grifo tanto el calabacín como los pimientos, para quitarles la suciedad que tuvieran. Los pimientos los abrimos, les quitamos el tallo y las semillas del interior, y los troceamos en trozos que sean más bien pequeños. El calabacín lo podemos pelar, pero nosotros lo vamos a dejar con piel, así que directamente lo troceamos en daditos. Pelamos la cebolla y la picamos también en trocitos pequeños, y por ultimo pelamos los ajos y los picamos en láminas finas o en trocitos.

El tomate podemos triturarlo nosotros mismos, algo que siempre recomendamos hacer cuando es la temporada de verano, ya que los tomates en esta época son muy sabrosos y merece la pena por el sabor que dan. Los lavaremos y luego los escaldamos en agua caliente unos minutos, para poder pelarlos fácilmente y dejarlos sin piel, y después los trituramos o rallamos. Otra opción es emplear tomate triturado de lata, que nos facilita la tarea y da buen resultado, así que usa uno u otro según tus preferencias.

Teniendo ya todas las verduras limpias y troceadas vamos a poner a calentar una cacerola o una sartén grande, dónde nos quepan todos los ingredientes, con un chorreón de aceite de oliva virgen. En este aceite vamos a dorar un poco los ajos laminados, a fuego medio para que no se nos quemen, y cuando empiecen a tomar color echamos la cebolla picada, con un poco de sal por encima, y la dejamos pochar un poco. Después agregamos los pimientos y los rehogamos durante unos minutos, hasta que se ablanden.

Agregamos el calabacín troceado y los dejamos cocinar unos minutos antes de agregar el tomate triturado. En ese momento ponemos a fuego suave y cocinamos durante un cuarto de hora para que el tomate se consuma y se vaya espesando. Durante ese tiempo removeremos de vez en cuando para que no se pegue, lo que haremos mejor removiendo la cacerola con movimientos circulares, para no remover directamente las verduras y se deshagan. Al acabar ya tendremos nuestro pisto manchego listo para servir en caliente, o bien lo reservamos hasta la hora de comer. Esperamos que os guste esta estupenda receta.