Champiñones salteados al ajillo con gulas

Las gulas son un producto poco graso y que tiene un gran porcentaje de proteínas, su uso es muy variado ya que se ha convertido en un producto que está en casi todas las mesas y son fáciles de preparar en una gran variedad de recetas.

 

Al plato de hoy también le vamos a poner champiñones; el champiñón común es un hongo de cultivo para su uso domestico. La variedad cultivada más frecuente es de color blanco en toda su superficie. Tiene un sabor neutro y delicado con un aroma ligeramente a nuez, es un alimento muy bajo en calorías.

 

Gulas con champiñones

 

Ingredientes ( 4 personas ) 

  • 400 g de champiñones
  • 150 g de gulas
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil
  • aceite de oliva virgen extra
  • Una pizca de sal

Elaboración

  1. Limpiamos los champiñones de cualquier parte que contenga tierra y una vez limpios los cortamos en cuartos.
  2. En una sartén con aceite de oliva caliente freímos el ajo cortado en láminas.
  3. Cuando comience a dorarse añadimos los champiñones troceados.
  4. Tapamos la sartén con una tapa y dejamos cocinar a fuego moderado durante 10 minutos removiendo de vez en cuando.
  5. Ponemos a punto de sal.
  6. Cuando estén cocinados los champiñones añadimos las gulas frescas, el perejil picado muy fino y damos un hervor al conjunto.
  7. Emplatamos y servimos.

 

Anuncios

Raviolis de calabacín rellenos de jamón y salsa de champiñones

Hoy una receta muy fácil para que veías como con un poco de imaginación se pueden hacer platos sanos, originales  y bajos en calorías.

Ingredientes (para 4 personas)

2 calabacines
350 gr. de champiñones
Taquitos de pavo o jamón de york
1 Cebolla
1 Ajo
Aceite de oliva
Pimienta
Sal
raviolis-de-calabacin

Elaboración

Precalentamos el horno a 250 grados.
  1. Empezamos haciendo la salsa de champiñones que será el relleno de los raviolis. Para ello, ponemos un cazo al fuego con un chorrito de aceite de oliva y pochamos en él, la cebolla bien picada y el ajo. Lavamos bien los champiñones quitándoles toda la tierra, los partimos en cuatro o más trozos cada uno, y los añadimos al cazo. Les añadimos sal, pimienta y tapamos. Bajamos a fuego medio y dejamos que se vayan haciendo. Disminuirán muchísimo de tamaño y soltarán toda el agua que contienen. Lo dejamos hasta que se apague el fuego y retiramos de la placa. Trituramos los champis, y si nos ha quedado muy espeso, le añadimos un chorrito de agua  hasta que quede a nuestro gusto, pero no demasiado líquido que nos tiene que servir para rellenar los raviolis.
  2. Cortamos jamón de york o pavo en taquitos pequeños y los mezclamos con la salsa de champis. Ya tenemos el relleno preparado.
  3. Preparamos la bechamel de calabacín si elegimos ponerla como cobertura o acompañamiento. La receta se puede ver pinchando aquí.
  4. Cortamos los calabacines en tiras. Será mejor cortarlos con una mandolina para que nos queden todos del mismo grosor. Colocamos una tira de calabacín y otra encima en forma de cruz. En medio de la cruz, ponemos un poco del relleno (la salsa de champis y jamón), y vamos haciendo paquetitos cerrando los cuatro extremos de la cruz de calabacín. Cerramos primero las puntas que pertenecen a la tira que está debajo y después las del calabacín interior. Formamos todos los raviolis y los colocamos en una fuente para horno, teniendo cuidado de que la parte por la que hemos cerrado nos quede hacia abajo.
  5. Salamos un poco los raviolis por encima, les añadimos unas gotitas de aceite de oliva y metemos en el horno que ya tenemos caliente, durante unos 8-10 minutos.
  6. Servimos los raviolis acompañados de la bechamel de calabacín.