Crema de calabaza light

La crema de calabaza es un plato muy nutritivo que resulta ideal para tomar en épocas de frio, y sobre todo es un plato que aporta pocas calorías.

Esta es una receta básica bastante sencilla, que se prepara en poco tiempo y con pocos ingredientes, que puedes tomar como comida o cena ligera, o como acompañamiento de otro plato. Vamos con la receta detallada.

 

crema-de-calabaza

 

Ingredientes:

– 750 gramos de calabaza limpia
– Una cebolla grande
– 4 zanahorias medianas
– Medio puerro
– Litro y medio de agua o caldo de verduras
– Queso cremoso light sin grasa
– Pimienta negra molida
– Sal
– Aceite de oliva virgen

Preparación

  1. El primer paso preparar esta receta de crema de calabaza light es echar el litro y medio de agua en una olla a calentar de forma suave, o si lo prefieres puedes emplear caldo de verduras para dar más sabor a la crema, ya sea casero o comprado ya hecho. Mientras se va templando el caldo, vamos a lavar y pelar la calabaza, desechando su piel y sus semillas, para después cortarla en trocitos medianos.
  2. Después pelamos la cebolla quitándole la capa exterior y la cortamos en daditos. Hacemos lo mismo con el medio puerro, y finalmente pelamos las zanahorias para cortarlas en daditos o en rodajas no muy gruesas, como cada uno prefiera. Sofreímos en una olla de buen tamaño y con un chorreón de aceite de oliva virgen tanto la cebolla como el puerro, hasta que empiecen a cambiar de color. Agregamos un poco de sal encima para ayudar a que se pochen bien.
  3. Tras este paso echaremos en la olla la calabaza y la zanahoria, cubrimos todo con el agua o caldo caliente y cocinamos a fuego medio sobre 20 o 25 minutos, comprobando que tenemos tiernos todos los ingredientes antes de apartar la olla. Salpimentamos al gusto y batimos bien con una batidora para formar la crema. Al acabar agregamos el queso cremoso light, removemos bien para mezclar y dejamos dos o tres minutos a fuego suave, para después servir bien caliente esta crema de calabaza light.
Anuncios

Rollitos de berenjena al queso fresco

Buenos días, para hoy vamos a preparar una receta con berenjena y queso fresco,  fácil y rica, espero que os guste.

¡ feliz viernes!

rollitos-de-berenjena-al-queso-fresco

Ingredientes

  • 2 berenjenas grandes
  • 400 g de tomate triturado
  • 250 g (1 tarrina) queso fresco
  • 250 g mozzarella
  • 50 g queso gruyer rallado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes ajo
  • 1 ramito albahaca
  • 1 ramito hierbas aromáticas
  • 1 hoja laurel
  • aceite de oliva
  • pimienta

 

Preparación

  1. Cortar las berenjenas a lo largo en lonchas de ½ cm de grosor, aproximadamente, y dejarlas en agua con sal durante 30 minutos. Luego, lavarlas y secarlas perfectamente, untarlas con aceite y asarlas a horno fuerte hasta que estén tiernas pero firmes (unos 20 min).
  2. Rehogar la cebolla y los ajos picados en un poco de aceite; cuando empiece a tomar color, añadir el tomate frito y las hierbas aromáticas y cocerlo, a fuego suave, durante 20 minutos.
  3. Picar finamente la albahaca y mezclarla con el queso fresco.
  4. Cortar la mozzarella en rodajas gruesas.
  5. Poner sobre cada loncha de berenjena una cucharada de queso fresco y una rodaja de mozzarella y enrollarlas.
  6. Colocar los rollitos en una fuente de horno, cubrirlos con la salsa de tomate, espolvorearlos con el queso rallado y gratinarlos a horno fuerte.

Consejo culinario

  • Añadir una anchoa en aceite en el rollito.
  • Asar las láminas de berenjenas con antelación y tenerlas listas para preparar la receta.

 

Mil hojas de atún

¡ Buenos días ! Hoy desde Nutrición Vitoria os dejamos una receta con un pescado de temporada, el atún ; un pescado azul excelente en cuanto a su valor nutricional y calidad proteica.

¡ Esperamos que os guste !

mil hojas de atún

Ingredientes

  • 800 g atún fresco (trozo)
  • 1 bote (350 g) de tomate triturado
  • 1 berenjena
  • 1 pimiento rojo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Preparación

  1. Cortar el atún en filetes muy finos, sazonar con sal y freír, muy ligeramente, en dos cucharadas de aceite muy caliente.
  2. Cortar la berenjena y pimiento en trocitos pequeños y freír en un poco de aceite hasta que empiecen a tomar color; añadir tomate triturado y cocer todo unos 20 min más; rectificar la sal.
  3. Montar las milhojas alternando 4 filetes de atún con capas finas del sofrito.

Tortilla de espinacas y queso fresco

Hoy desde Nutrición Vitoria una receta rica que puede solucionar muchas cenas, ya que es fácil de preparar y ligera para poder ir a la cama con el estómago no muy lleno.

¡¡ Espero que os guste y os animéis a prepararla !!

tortilla-de-espinacas-y-queso-fresco-

Ingredientes ( para 2 personas )

  • 100 g de espinacas baby frescas
  • 3 huevos
  • 50 g de requesón
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal
  • pimienta

Preparación

  1. Reservar unas hojas de espinacas para el final y saltear el resto en una sartén con unas cucharadas de aceite, durante unos minutos y retirarlas.
  2. Batir los huevos , sazonarlo con sal y pimienta y agregar las espinacas salteadas.
  3. Cuajar la tortilla en la misma sartén con el resto de aceite, empujando las partes cocidas hacia el centro de manera que se vaya cuajando el resto.
  4. Repartir el requesón y las hojas de espinacas reservadas por una mitad y doblar la tortilla casi por la mitad. Servirla inmediatamente. Doblar la tortilla de esta manera permite una presentación más vistosa.

Gazpacho light

Hoy desde Nutrición Vitoria una receta muy veraniega, gazpacho. Os mostramos como elaborarlo y ¡ buen provecho !

 

gazpacho-andaluz

Ingredientes para el gazpacho (para 4 vasos – 1 litro):

  • 1 kilo de tomates maduros
  • 1 pimiento verde tipo Italiano
  • 1/2 pepino
  • 1/2 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 3 cucharadas de aceite
  • 3 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • 1 cuchara pequeña rasa de sal

 

Modo de elaboración

  1. Lavamos los tomates, el pepino y el pimiento. De manera opcional, podemos quitar la piel de las verduras, si así lo preferimos.
  2. Troceamos los tomates, el pimiento, el pepino, el ajo y la cebolla.
  3. Añadimos a un vaso de batidora  los tomates troceados, en primer lugar. A continuación, vertemos el resto de verduras ya cortadas.
  4. .Batimos las verduras  hasta conseguir una consistencia óptima.
  5. Ahora, agregamos la sal, el aceite y el vinagre y batimos de nuevo para que todo quede bien integrado.

Truco: Si deseamos que nuestro gazpacho quede un poco más líquido, añadiremos agua fría hasta conseguir la textura que deseamos.

 

 

 

La sandía

Hoy vamos a hablar de una de las frutas favoritas del verano: la sandía. Gusta a todo el público, grandes y pequeños, aporta frescor ya que contiene mucha agua, y un montón de vitaminas y minerales.

Vamos a conocerla un poco más

sandía

Propiedades nutritivas

La facilidad que ofrece esta fruta para ser consumida, pues no necesita ser pelada, la convierte en un postre ideal para los más pequeños, y dada la suave textura de su pulpa esta fruta está indicada para quienes tienen dificultades para masticar los alimentos. Su elevado aporte de agua la convierten en un potente hidratante, y por tanto, en una fruta especialmente indicada durante su temporada para las personas mayores, que suelen manifestar desagrado para tomar suficientes líquidos. Dos buenas tajadas de sandía suplen a un vaso de agua, y con el placer de degustar una fruta refrescante, dulce y sabrosa. En general, resulta fácil de digerir, aunque puede resultar indigesta para ciertas personas si la consumen después de las comidas, debido a que su elevado aporte de agua diluye los jugos gástricos y retrasa la digestión de los alimentos, lo que provoca la consiguiente sensación de indigestión e hinchazón.

Además, resulta un magnífico diurético, es decir, aumenta la producción de orina, por lo que su consumo está indicado para quienes padecen cálculos renales, ácido úrico elevado, hipertensión y otras enfermedades que cursen con retención de líquidos. Resulta interesante comer abundante sandía tras un día de excesos alimenticios, pues al ser diurética, favorece la eliminación de sustancias de desecho por la orina, por lo que resulta una ayuda perfecta como desintoxicante.

Esta fruta es ideal en las dietas de adelgazamiento, dado que se puede consumir doble cantidad de sandía que de muchas otras frutas, sin que se aumenten especialmente las calorías.

Licopeno

Las variedades de sandía cuya pulpa es de color rosado y rojo, se consideran una fuente moderada de licopeno. Numerosos estudios científicos han puesto de manifiesto que el licopeno tiene propiedades antioxidantes y que, incluyendo en la dieta alimentos ricos en dicha sustancia, como la sandía, se reduce el riesgo de ciertos tipos de cáncer en general, y de páncreas, pulmón, colon y de próstata, en particular. Un elevado nivel de licopeno en el plasma sanguíneo se asocia especialmente con una menor incidencia de éste último tipo de cáncer. Asimismo, el licopeno, por su actividad antioxidante, actúa contra los radicales libres, sustancias nocivas para el organismo, lo que justifica el papel del consumo de sandía en la reducción del riesgo de enfermedades cardiovasculares y degenerativas. Por otra parte, los estudios continuados sobre los carotenoides, entre los que se encuentra el licopeno, ofrecen pruebas que avalan la existencia de una serie de acciones biológicas de estas sustancias, como efectos beneficiosos sobre el sistema inmunológico y el control del crecimiento y de la diferenciación celular.

Dado que es una de las frutas menos abundantes en potasio, las personas que sufren de insuficiencia renal y siguen una dieta controlada en este mineral, pueden consumirla con moderación, pero en mayor cantidad que la mayoría de las frutas.

Cómo elegirlas y conservarlas

Sabemos si una sandía está madura si la mancha de la cáscara que ha estado en contacto con el suelo es de color amarillo cremoso. Una mancha blanca o verdosa indica que se recogió antes de tiempo y resultará insípida, pues la sandía es un fruto no climatérico, motivo por el cual, para que sea de buena calidad ha de recolectarse cuando está totalmente madura. El truco para elegir una sandía madura es que al darle golpes con los dedos o las palmas de las manos ésta suene a “hueco”. Su superficie no ha de presentar cicatrices, quemaduras de sol, abrasiones, áreas sucias, magulladuras u otros defectos. Si se adquiere una sandía en trozos, conviene asegurarse de que la carne es firme y jugosa.

La sandía es una fruta que se conserva en perfecto estado durante dos semanas si se mantiene a unos 15°C, y hasta tres semanas a 7-10°C. Debido a que es muy sensible al frío no debe mantenerse a temperaturas inferiores a 7-10ºC. Su gruesa corteza le permite aguantar en buenas condiciones durante bastantes días a temperatura ambiental.

Muchas sandías se embarcan sin enfriamiento o sin refrigeración y se les mantiene así durante el tránsito, por lo que deben venderse rápidamente pues su calidad se reduce muy rápido en estas condiciones.

 

Aumenta tus defensas en otoño

Para afrontar el otoño con energía es fundamental prestar atención a la dieta. Ya estamos sumidos de nuevo en la rutina y en un día a día repleto de actividades. Si al estrés laboral y familiar le sumamos el cambio de tiempo que suele acompañar a la estación y que lleva aparejadas las primeras gripes y resfriados, se hace evidente que hay que reforzar el organismo. La alimentación es una de las principales bazas a tener en cuenta.

cesta-de-otoc3b1o

Enumeramos algunos de los nutrientes que no pueden faltar en tu dieta durante la estación otoñal:

  • Hierro : es imprescindible para tener elevados tus niveles de energía ya que su carencia se traducen en cansancio y debilidad. Cada día se pierde una cierta cantidad que debe reponerse mediante la alimentación habitual pero que, en muchos casos, no se alcanza. Para facilitar su absorción es conveniente consumirlo junto con la vitamina C, ya que puede duplicar su eficacia.Añadir pimiento crudo a las ensaladas o legumbres es una buena idea por su alto contenido en ésta vitamina.
  • Vitaminas del Grupo B : tienen su principal efecto sobre el sistema nervioso central. Se encuentran en alimentos integrales, legumbres… y en las verduras de hoja verde. También puedes obtenerlas a partir de algunos suplementos como la levadura de cerveza, el germen de trigo o la jalea real. Junto con el hierro resultan cruciales para evitar las anemias provocadas por una carencia de nutrientes.
  • Vitamina C : ayuda a combatir la apatía física y la fatiga.Destaca su cualidad para reforzar el sistema inmunitario y para mantener los mecanismos de coagulación y de obtención de energía a nivel celular. Además no hay que pasar por alto su capacidad, ya mencionada, para favorecer la absorción del hierro.